...

Comparte este contenido

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas en la presentación de los dos nuevos libros del ICAS

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha participado en la presentación de las últimas ediciones del Departamento de Publicaciones del ICAS, los libros Divagando por la ciudad de la gracia de José María Izquierdo, editado por Enrique Barrero González y Rogelio Reyes Cano, y 1444, Sevilla en Guerra, que cuenta con textos de  Francisco García Fitz y Deborah Kirschberg además de la presentación de Mercedes Borrero, y con la edición y catalogación de documentos por parte de Marcos Fernández Gómez. 
 
Divagando por la ciudad de la Gracia (Sevilla, 1914), fue la que más resonancia obtuvo de su producción literaria. Con este libro, José María Izquierdo definió el género del “sevillanismo literario”. En sus páginas encontramos todo un programa de interpretación idealista de la ciudad de Sevilla y un modelo de prosa que, desde una estirpe poética (de Bécquer a Juan Ramón Jiménez), desemboca en el ensayo modernista. Para José María Izquierdo, toda ciudad debe tener una altura, para mirar el horizonte, el cielo, la tierra; un espejo, para mirarse a sí misma; y un "no se qué" que haga que la ciudad sepa como es en sí misma. Sevilla tiene una torre como la Giralda, un espejo como el Guadalquivir y un quid divinum que es la Gracia.
 
Por su parte, la obra 1444, Sevilla en guerra rememora las operaciones militares que llevó a cabo el infante don Enrique de Aragón en Andalucía entre mediados del año 1443 y 1444 con la intención de apoderarse del sur peninsular. El infante don Enrique, tras su regreso de Italia y después de establecer su dominio sobre Toledo, llegó a ejercer también gran influencia sobre varias ciudades andaluzas, entre ellas Córdoba, Carmona y Alcalá de Guadáira, y trató de apoderarse de Sevilla, empresa que se frustró gracias a la resistencia de la capital hispalense, fiel al legítimo rey Juan II. Precisamente este hecho le valió a Sevilla uno de los lemas que acompaña a su escudo. En efecto, el 8 de octubre de 1444, el rey Juan II otorga a la ciudad el título de Muy Leal, por la actitud del Concejo, alcaldes, alguaciles y caballeros de Sevilla hacia la Corona y el Reino, en concreto por la defensa de la ciudad frente al infante Don Enrique, rey de Navarra. El texto de la concesión, incluye la siguiente expresión: en una parte, rezaba: “…queriendo sublimar e honrar e intitular por titulo muy glorioso esa dicha ciudad, quiero e mando e es mi merced e voluntad, que de aquí adelante esa dicha ciudad allende e demás del titulo que tiene de ser llamada Muy Noble, sea eso mismo llamada Muy Leal…” El documento completo, se encuentra en el Archivo Municipal de Sevilla.